Los alineadores invisalign hay que quitarlos para comer:

Solo los podemos llevar puestos para beber. una vez hemos comido, nos cepillamos los dientes, lavamos el alineador y nos lo volvemos a poner. Los alineadores invisalign están diseñados para producir movimientos dentarios durante un periodo entre 10-25 días, por tanto su diseño es óptimo para realizar fuerzas ligeras en ese periodo de tiempo lo mas eficazmente posible y no para resistir fuerzas masticatorias.

Por tanto la fractura de los alineadores invisalign estaría considerada como un mal uso de estos, aunque este evento es muy poco probable.